Cruzada oficial contra tuiteros en México



Los usuarios de las redes sociales parecen haberse convertido en el blanco de ofensivas gubernamentales en varios sitios de México.

En Veracruz, en el este del país, dos usuarios de la red Twitter fueron arrestados por el gobierno local, que les acusa de terrorismo y sabotaje por difundir noticias falsas sobre un enfrentamiento armado.

Contenido relacionadoMéxico: mensaje del narco paraliza ciudadesFiscalía mexicana publica fotos equivocadas de líder del narcotraficoLos detenidos, María de Jesús Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera, podrían ser sentenciados a 30 años de prisión si son encontrados culpables por el juez.

Mientras, en Tabasco, en el sureste, el Congreso del estado modificó el código penal para sancionar con cárcel a quienes difundan rumores que alarmen a la población.

Ambos casos desataron una intensa polémica sobre la libertad de expresión en internet, especialmente ahora que el país vive la ola de violencia más fuerte en 80 años.

"Las redes sociales son espacios de protección ciudadana. Hay ciudades donde las personas no salen si no consultan las redes sociales porque los medios han callado las situaciones de violencia", le dice a BBC Mundo el activista de derechos humanos Jesús Robles Maloof.

"Es mucho más fácil culpar a dos tuiteros (usuarios de Twitter) más que asumir la responsabilidad de una sociedad que vive desinformada", insiste.

Desinformación

El pasado 25 de agosto en las redes de Twitter y Facebook se publicaron mensajes que alertaban sobre enfrentamientos armados, secuestro de estudiantes y ataques a escuelas en las ciudades de Veracruz y Boca del Río.

La información era falsa, dijeron las autoridades, pero los mensajes "causaron histeria", aseguró el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza.

Decenas de escuelas suspendieron sus clases, y muchos padres acudieron alarmados a recoger a sus hijos. Según el funcionario, el pánico causó al menos 26 accidentes viales.

Horas después, la policía arrestó a Bravo Pagola y a Martínez Vera, a quienes acusó de escribir y difundir los falsos rumores.

Pero su abogado, Fidel Guillermo Ordóñez, asegura a BBC Mundo que sus clientes sólo reenviaron algunos mensajes que recibieron.

"Es lo más probable que haya sucedido. Como el gobierno del estado no informa, todas las personas de Veracruz-Boca del Río tienen el compromiso de retuitearse la información".

Según el abogado, hasta ahora las autoridades de Veracruz no han establecido que los mensajes fueron enviados de las computadoras de sus clientes.

"Hay como 17 o 18 mensajes similares, la diferencia es que ellos en sus perfiles tienen su fotografía y sus datos, y de los demás no aparecen", insiste.

Nuevo lenguajeEn la misma fecha que las redes sociales causaron pánico en Veracruz, en Monterrey un grupo vinculado al cartel de narcotráfico de Los Zetas incendió el Casino Royale, donde murieron 52 personas.

El presidente Felipe Calderón dijo que el ataque fue cometido "por verdaderos terroristas", lo cual según analistas es un cambio radical en el lenguaje oficial sobre la guerra contra y entre carteles.

Hasta ese momento, las autoridades se habían negado a utilizar esa palabra para definir ataques a la población, como el ocurrido en Morelia en 2008, cuando personas vinculadas con Los Zetas arrojaron granadas a las personas que festejaban un aniversario de la independencia de México...

Léalo completo en BBC Mundo

Publicado el 05/09/2011


Volver al Indice de Noticias